implantes dentales

Enfermedades en implantes dentales

Los implantes dentales son ahora parte de las opciones principales de terapia en aquellos casos en los que se quiere reemplazar un diente perdido o inexistente. Para lograr el éxito del tratamiento a largo plazo y una larga vida útil de los implantes, el cumplimiento de las pautas por parte de los pacientes es un factor decisivo. La higiene bucodental con cepillos de dientes adecuados en combinación con pastas de dientes, irrigadores y enjuagues bucales reducen uno de los factores de riesgo principal.

 

Además de la limpieza que el pacientes debe realizarse en casa de manera exhaustiva, con la limpieza profesional de los implantes dentales en las revisiones regulares que realizamos en la clínica dental, se logra disminuir la acumulación de placa bacteriana. Además, se reduce el riesgo de padecer mucositis periimplantaria u otras enfermedades secundarias.

Mucositis periimplantaria y Periimplantitis

De manera similar a la gingivitis con el posterior desarrollo a periodontitis, la enfermedad en los implantes progresa a desde la mucositis periimplantaria a la periimplantitis. Los signos clínicos de mucositis son sangrado, hinchazón y supuración del espacio entre la mucosa y el implante. A medida que avanza la inflamación de los tejidos, se desarrolla una periimplantitis que también se caracteriza por la pérdida progresiva de los tejidos que soportan al implante.

¿Quieres mejorar tu sonrisa?

Llama ahora y recupera la naturalidad y la estética de tu sonrisa en Brident Odontólogos

¿Son las enfermedades reversibles?

La mucositis periimplantaria es reversible si se diagnostica a tiempo, pero si no se trata puede provocar periimplantitis. La diferencia principal entre estas enfermedades es que la mucositis no afecta al hueso. En el caso de la segunda enfermedad, además de una mucosa o encía inflamada, también se diagnostica una pérdida ósea irreversible en la mayoría de casos.

Factores de Riesgo

Varios factores de riesgo se discuten en la literatura odontológica, a veces de forma controvertida. Estos incluyen factores locales como una enfermedad periodontal preexistente, mala higiene bucal, la presencia o ausencia de encía de calidad alrededor del implante. A continuación, sólo se comentarán los factores de riesgo generales hacia el implante y el tejido periimplantario.

Primer Factor de Riesgo: Fumar

El consumo de nicotina favorece enormemente el desarrollo de inflamación en los tejidos que soportan tu implante.

 

La nicotina causa vasoconstricción y, por lo tanto, mala circulación sanguínea que afectará directamente a la salud de los implantes.

Segundo Factor de Riesgo: Condiciones Óseas

Los implantes dentales requieren hueso. Se requiere suficiente sustancia ósea para que su implante pueda anclarse firmemente en la mandíbula y permanecer rodeado de hueso en el tiempo.


El hueso que es demasiado denso presenta menos vasos sanguíneos que son los encargados de nutrir al hueso. El resultado es una reducción del flujo de sangre al tejido óseo, lo que dificulta la cicatrización o integración del implante. Además, se genera más calor en el hueso al perforar el implante, lo que también tiene un efecto negativo.

 

Si el hueso maxilar es demasiado blando supondrá también una desventaja para la estabilidad y la integración del implante.

 

Lo ideal sería poder trabajar con huesos neutros que no sean ni muy porosos ni muy densos.

Tercer Factor de Riesgo: Condiciones Preexistentes

Las enfermedades especiales que sobrecargan el sistema inmunitario y conducen a un debilitamiento permanente del sistema inmunitario del cuerpo representan un riesgo para la implantología.

 

Estos incluyen enfermedades como:

 

• VIH
• Hepatitis
• Leucemia
• Enfermedades tumorales agudas
• Enfermedades autoinmunes
• Diabetes mellitus
• Radiación o quimioterapia
• Osteoporosis

 

Hable con su médico y dentista de confianza si padece alguna de estas enfermedades. Los implantes no siempre son la mejor solución en este caso. Estas enfermedades tienen que ser valoradas a fondo para evitar complicaciones y riesgos, sin embargo, en aquellos pocos casos que no se puedan colocar implantes por contraindicación médica generalmente se pueden encontrar otros enfoques terapéuticos para cubrir la función y estética dental.

Cuarto Factor de Riesgo: Uso Regular de Medicamentos

La toma regular de determinados medicamentos, concretamente los Bifosfonatos, aumentan el riesgo de necrosis en el hueso maxilar y de que los implantes no lleguen a integrarse al hueso.

¿Cuál es el tratamiento contra las enfermedades periimplantales?

En este contexto, es importante sensibilizar al paciente sobre la salud del implante y explicarle que la limpieza dental y salud bucodental es fundamental a la hora de conservar los implantes a largo plazo.
La reducción del biofilm o placa bacteriana y la necesidad de un control conductual para reducir los factores de riesgo de enfermedades implantarias deben ser explicadas y entendidas a fondo.

Conclusión

Existen varias enfermedades y tratamientos que repercuten en el hueso y en los tejidos blandos que recubren a los implantes. Es importante informar al paciente sobre este problema antes de colocarse cualquier implante.

 

La mayoría de pacientes que se colocan implantes son pacientes que han perdido sus dientes de forma prematura por falta de higiene o por seguir hábitos nocivos o poco saludables. Es fundamental que estos pacientes sepan que los implantes son mucho más propensos a generar enfermedades que los propios dientes, es decir, que si no cambian sus hábitos es muy posible que esos implantes terminen generando enfermedades o problemas a corto plazo. 

 

Por otro lado, insistimos mucho a todos nuestros pacientes en la necesidad de estirar la vida de los dientes naturales al máximo posible, los implantes dentales sólo serán una buena opción en casos de enfermedades dentales avanzadas no compatibles con que el o los dientes sigan en la boca del paciente, en traumatismos o porque el paciente presente ausencias de dientes. Los implantes dentales no serán una buena opción terapéutica para sustituir a un diente natural mientras este se pueda conservar en la boca libre de dolor e infección y con unos requisitos estéticos mínimos.

SIGUIENTES POST

Ofrecemos la primera visita dental gratuita de 30 minutos de duración. En la que conocemos las inquietudes del paciente y organizamos un plan de tratamiento. Asimismo, proponemos un
presupuesto sin compromiso.
Nuestra filosofía como clínica odontológica se basa en la prevención. Es por ello, que recordamos a nuestros pacientes acudir a nuestra clínica dental de forma gratuita al menos 1 o 2 veces al año para realizarse controles periódicos y evitar complicaciones.

Abrir chat
¿Cómo podemos ayudarte?
BRIDENT ODONTÓLOGOS TENERIFE
Hola,
Bienvenid@ a Brident Odontólogos, tu clínica de referencia en Tenerife.

Escríbenos por aquí para cualquier pregunta.

*Primera visita sin coste
*Financiamos tus tratamientos

Servicio de atención al cliente

BRIDENT ODONTÓLOGOS TENERIFE
blue...