FUNDAS-DENTALES

Todo sobre fundas dentales

Las fundas dentales son una opción para mejorar la estética y la salud de nuestra boca que cada vez está ganando más adeptos. Son muchas las personas que las utilizan para corregir problemas de forma o de mordida, o simplemente para mejorar su aspecto dental.

Si estás pensando en colocarte fundas dentales, este es el artículo indicado para ti. Te contamos qué son, para qué sirven, cómo se colocan, y los casos en los que se utilizan. ¡No te lo pierdas!

Qué son las fundas dentales

Las fundas dentales son una solución estética y funcional que se utiliza principalmente para mejorar la salud de nuestra boca. La idea básica es muy sencilla: se trata de una funda que se coloca sobre el diente para protegerlo, corregir su forma o mejorar su aspecto.

Estas fundas dentales pueden estar hechas de materiales como la cerámica o el zirconio. Cada uno de estos materiales tiene sus propias características, en función del problema que queramos corregir y las particularidades de nuestra boca utilizaremos uno u otro.

Por ejemplo, las fundas de cerámicas  son muy estéticas y se utilizan cuando queremos poner el foco en mejorar el aspecto de nuestros dientes. Por el contrario, las fundas de zirconio son más resistentes y no dejan de ser estéticas, estarán indicadas en determinados casos. Ambos materiales son excelentes, nuestros especialistas te asesorarán en el material más indicado para tu caso en concreto.

Para qué sirven las fundas dentales

Las fundas dentales sirven para proteger nuestros dientes, corregir problemas de forma o mordida, y mejorar el aspecto dental. También pueden ayudar a prevenir futuros problemas, el desgaste de nuestras piezas dentales.

En este sentido,  son una solución muy útil para mejorar la salud y el aspecto de nuestra boca, y cada vez son más las personas que deciden recurrir a ellas. Se trata de una alternativa muy interesante a procedimientos más costosos e invasivos.

FUNDAS DENTALES

Pide tu primera cita gratis y sin compromiso

Cómo se colocan las fundas dentales

Las fundas dentales se colocan de forma muy sencilla. Lo primero que haremos será acudir a una clínica dental especialista, ya que necesitaremos asegurarnos de que nuestra boca es apta para poder realizar este tratamiento. Una vez el especialista corrobore y estudie el caso podrá realizar la preparación de los dientes, la toma de medidas con una cámara digital y el diseño de la nueva sonrisa por ordenador tras elegir el material más indicado para nuestro caso procederemos al fresado y a la caracterización de las fundas y en unos días procederemos a la colocación de las fundas.

En general, el proceso es muy rápido y requiere un poco de anestesia local, durante el proceso de fabricación de las fundas el paciente se irá a casa con dientes provisionales.

Una vez estén colocadas, lo único que nos quedará por hacer es cuidarlas como si fueran nuestros propios dientes, lavándolas al menos 3 veces al día y acudiendo al dentista con regularidad para su limpieza y revisión.

¿Cuáles son los casos en los que se utilizan fundas dentales?

A continuación veremos algunas situaciones en las que puede ser recomendable utilizar este tipo de solución.

1- Proteger una pieza dental o reforzar un diente debilitado

Las fundas dentales pueden ser muy útiles después de una gran restauración, para proteger el diente y evitar que se dañe más. Esta intervención también puede ser recomendable en casos de dientes debilitados por el desgaste fisiológico o el causado por el bruxismo.

2- Problemas estéticos de color o forma

Otra de las situaciones en las que se utilizan fundas dentales es cuando tenemos problemas estéticos con nuestros dientes. Por ejemplo, si tenemos problemas de tonalidad en los dientes que no pueden ser resueltos con blanqueamientos o para corregir alguna imperfección en la forma de los mismos.

En estos casos, las fundas de cerámicas son una solución perfecta, ya que permiten proteger el diente y mejorar su aspecto de forma muy natural.

3- Caries que no se pueden arreglar con un simple empaste

En algunos casos, la caries pueden ser tan profundas que no se pueden arreglar con un simple empaste. En algunos de estos casos, la funda dental es una solución perfecta para proteger el diente y conseguir que el diente dure más tiempo en nuestra boca.

Poner fundas dentales en estos casos es una forma eficaz de proteger nuestros dientes y evitar futuros problemas.

4- Mejorar la función masticatoria

En algunos casos, la funda dental también puede ser útil para mejorar la función masticatoria y los problemas en la mordida.

5- Resolver anomalías posición

Si por ejemplo tienes un diente inclinado o un espacio demasiado grande entre los dientes, las fundas dentales pueden ser una buena solución para corregir este problema. Este tratamiento nos ayuda a cambiar la forma de las piezas dentales sin necesidad de someternos a una intervención quirúrgica.

SIGUIENTES POST

Ofrecemos la primera visita dental gratuita de 30 minutos de duración. En la que conocemos las inquietudes del paciente y organizamos un plan de tratamiento. Asimismo, proponemos un
presupuesto sin compromiso.
Nuestra filosofía como clínica odontológica se basa en la prevención. Es por ello, que recordamos a nuestros pacientes acudir a nuestra clínica dental de forma gratuita al menos 1 o 2 veces al año para realizarse controles periódicos y evitar complicaciones.

Abrir chat
¿Cómo podemos ayudarte?
BRIDENT ODONTÓLOGOS TENERIFE
Hola,
Bienvenid@ a Brident Odontólogos, tu clínica de referencia en Tenerife.

Escríbenos por aquí para cualquier pregunta.

*Primera visita sin coste
*Financiamos tus tratamientos

Servicio de atención al cliente

BRIDENT ODONTÓLOGOS TENERIFE
blue...